Madera lavada blanca
  • Nutridiet Power

Antes de subirte al kart procura hacer un buen precalentamiento y estiramiento muscular.


Una buena forma física, principalmente de tronco hacia arriba, te permitirá soportar mejor los esfuerzos, aceleraciones e incluso las colisiones.

Si tu forma física no es buena, te darás cuenta a las pocas vueltas de carrera, cuando tus brazos y tus manos no sean capaces de sostenerte firmemente al volante. Las agujetas te acompañarán durante algunos días después de la carrera, y nunca olvidarás que un kart no tiene dirección asistida.


Aunque estés bajo tensión durante la carrera, siéntete cómodo y relajado, de esta forma favorecerás la flexibilidad del kart, mejorando su agarre a la pista.

La posición idónea será aquella que te permita llegar a los pedales y al volante con las extremidades semiflexionadas.


Por suerte No todo es la física del piloto ,un buen estado psicológico y conocimientos técnicos pueden serte de gran ayuda, hasta tal punto de ser, igual o más importante que el estado físico. La concentración es imprescindible, no solo para poder rodar rápido sino para hacerlo con seguridad, y si además aplicamos una buena técnica de conducción, entonces la satisfacción será aún mayor.



60 vistas
 
  • Facebook
  • Instagram

©2020 por NUTRIDIET POWER.